lunes, 5 de octubre de 2015

La mujer que enfrenta las redes de prostitución infantil en ‘El Bronx’



Claudia Quintero asegura que desde siempre ha tenido la vocación de ayudar a los demás en su natal Cúcuta. Hace unos años decidió enfocar su lucha en la defensa de las víctimas de trata de personas al interior del país, un fenómeno poco documentado en Colombia.
Llegó a Bogotá huyendo de los paramilitares. Hoy, su papel en la defensa de los derechos humanos juega un papel trascendental, se ha propuesto salvar a decenas de niñas de las garras del Bronx.
Claudia, quien lidera la fundación Anne Frank, le dijo a KienyKe.com que más de 300 jovencitas menores de edad son reclutadas en el Bronx año tras año, y allí son obligadas a prostituirse, teniendo relaciones sexuales en su mayoría con habitantes de calle, y también como expendedoras de drogas.
“Presumimos que allá hay decenas de niñas, pues al año se desaparecen cerca de 325 menores y suponemos que llegan allá. Del Bronx se han recuperado o rescatado cerca de 70 menores, quienes proceden en su mayoría de sitios periféricos a la ciudad como Sibaté y Soacha. Incluso tenemos información de que los mismos del Bronx tienen sedes de microtráfico en otras zonas, como la misma Soacha. Incluso una de las niñas que estábamos buscando fue trasladada del Bronx a Soacha, donde la dejaron en un parque drogada”.
¿Cuál es el perfil de jovencitas que llegan al Bronx y cómo llegan allá?
“Las posibles víctimas de esa banda en el Bronx son niñas que ya consumen estupefacientes, que no tienen dinero para comprar la droga, pero hay otras que son engañadas”.
Según relató Claudia, el microtráfico encontró en la trata y explotación infantil “la forma más fácil de pasar de agache, lograr impunidad, pues el ICBF toma la protección del menor por un caso de toxicología, pero no como una víctima de trata. Uno de los líderes de la banda los ‘Sayayines’, que  tienen el control del Bronx, está detenido por drogas, pero no por trata de personas. En Colombia hay apenas cuatro condenas al año por trata de personas, cuando se interponen más de mil denuncias al respecto. Se nota que también hay un desconocimiento del tema por parte de la justicia. En Colombia hasta los fiscales desconocen los casos, y abren investigación por acceso carnal, a pesar de que la víctima relata en muchos casos que fue contactada por internet y obligada a prostituirse”.
Trata de mujeres en Bronx-01
La historia de Johanna*
Johanna ha ganado 20 kilos en los últimos dos meses, ya no está en la fría Bogotá, sino en algún lugar cálido del Tolima, en un proyecto productivo que le brindó el Ministerio del Interior. Atrás quedaron sus tristes recuerdos en el Bronx, donde fue obligada a tener relaciones sexuales en repetidas ocasiones con indigentes que terminaron allí por las drogas.
De hecho, en su cabeza aún retumba la palabra droga. En el Bronx fue obligada también a ingerir sustancias psicoactivas y hacer parte del negocio de microtráfico. No obstante, Johanna contó con suerte, al poco tiempo de cumplir cinco meses de estar esclavizada en ese sitio, llegó en su rescate la policía.
“En el 2013 nos llegó a la fundación el caso de una niña de 16 años, cuya familia es desplazada, y que duró esclavizada cinco meses en el Bronx. Allí fue explotada sexualmente, obligada a trabajar en prostíbulos del centro, y también a empacar estupefacientes y servir como correo humano. Como fue incitada para usar narcóticos, se convirtió en un indigente más y usada para cometer actos delincuenciales”.
Claudia Quintero explicó además que las menores que llegan al Bronx son inducidas a consumir drogas para hacerlas más dóciles.
“La mamá de Johanna nos buscó, pusimos al tanto de lo que estaba sucediendo a la Policía y Fiscalía. Semanas después nos llegaron unos anónimos al Facebook, diciéndonos que la chica estaba en una casa ubicada en el Bronx, donde hacen el empaque del bazuco y hay explotación sexual para los mismos habitantes de la calle. A los pocos días, la mamá fue con la Policía y la rescataron”.
Según relató Claudia, Johanna fue vendida por una comadre de la mamá, para saldar una deuda de varios millones que tenía en el Bronx. “Esta señora le dijo a la niña que le ayudara a cuidar a sus hijos, pero no volvió a aparecer, hasta que se enfermó y le reveló la verdad a su mamá”.
Posteriormente la menor de 16 años fue internada en un hospedaje que logró obtener la fundación Anne Frank donde se ubican temporalmente las jóvenes víctimas de la explotación sexual y otros casos de trata de personas.
Allí en ese mismo hospedaje se encontraba Maritza, quien fue rescatada también del Bronx gracias a la ayuda de Claudia. Sin embargo, su dependencia de las drogas y los abusos de los que fue objeto fue tal, que acabó con su vida. Posteriormente se supo que las mamás de ambas chicas les pagaron a los ‘Sayayines’ para que las dejaran en libertad.
Ese momento marcó a Claudia, quien decidió llegar a las más altas instancias del Gobierno para denunciar estos hechos.
“En ese momento decidí liderar la denuncia, y fue muy difícil articular la ayuda gubernamental para estas niñas. Aparte de eso, tengo un nivel de riesgo alto por amenazas que he recibido, pero la UNP (Unidad Nacional de Protección) me ha dado protección, pero no a las víctimas. Por su parte, la Fiscalía nos dijo que si por las denuncias había capturas, nos daban protección, pero es muy difícil que vayan a capturar a alguien en el Bronx. Al ministro del Interior y al alcalde Petro les entregué un informe en el que denuncié otros dos casos como ese.”
De todas maneras, al no lograr protección para Johanna, Claudia optó por sacarla de Bogotá.
“En la única entidad donde nos atendieron fue en el Ministerio del Interior. Allí nos dieron recursos para el traslado de esta joven, así como atención psicosocial, dinero para un proyecto productivo. Hoy ya recompuso su vida”.
Trata de mujeres en Bronx-02
La trata de personas al interior del país
La trabajadora social señaló que los casos de trata de personas en Colombia es un fenómeno viejo, pero nunca se le ha dado ese estatus. “Incluso para mí los falsos positivos son casos de trata, porque en muchos casos fueron captados, vendidos, comprados, se obtuvo un premio por ellos”.
Según cifras que maneja la fundación que lidera, en Colombia hay aproximadamente 140 mil esclavizados. “Cerca del 70 por ciento de esa cifra son víctimas de la explotación sexual, frente a un 20 por ciento de explotación laboral. En los principales puertos del país también se ve la explotación laboral, con chicos de corta edad llevando toneladas de mercancías por dos mil pesos, y sobre todo en las minas la situación es escabrosa
(…) Del Cauca y el Valle salen muchas víctimas de explotación laboral. Por la misma pobreza las captan siendo niñas, prometiéndoles educación, para que trabajen en haciendas o casas de familias ricas, pero no les pagan un sueldo digno. Por su parte, el Ministerio del Trabajo ha minimizado el tema como un simple abuso laboral”.
De otro lado, Claudia Quintero señaló que en el país no hay psicólogos especializados en la trata de personas.
Así mismo reveló también cifras de la trata de personas de colombianos en el exterior. “Por ejemplo en el Perú creemos que hay cerca de 20 mil colombianas en las redes de prostitución, mientras que en el 2013 se rescataron en Argentina 250 personas de la trata, y en Ecuador cerca de 80 el año pasado. En Latinoamerica Colombia y Brasil son los países que más víctimas de trata de personas tienen en el extranjero”.

Escucha lo que digo; campaña contra el abuso sexual infantil


Durante el 2014 hasta el mes de agosto de ese mismo año, los reportes oficiales de la Secretaría de Salud de Bolívar sobre niños, niñas y adolescentes víctimas de abuso sexual señalaban que se habían presentado 293 casos.
A partir de enero del 2015 hasta el pasado agosto, el sistema Sivigila había registrado 316 menores de edad que habrían sido abusados sexualmente. Lo más aberrante es que en gran parte, personas muy cercanas o familiares estarían involucradas en eso hechos.
Así lo explicó Yeidis Banquez Mendoza, coordinadora del programa “Escucha lo que digo”, con el que la Gobernación de Bolívar, a través de la Oficina de Gestión Social, busca acabar con este flagelo que azota al departamento.
Banquez Mendoza explicó que desde el pasado mes de agosto se intensificaron las acciones con el fin de prevenir este delito y motivar a las personas para que se atrevan a denunciar todo aquello que sea tipificado como abuso sexual infantil.
“Esta campaña es para que los padres de familia estén muy atentos a los que los niños les quieren decir. Sin embargo, como en algunos casos quien comete el abuso es el padre o un familiar cercano, también estamos involucrando a los maestros, que son los que más pasan tiempo con los pequeños”, precisó la funcionaria.
La campaña se intensificó en aquellas poblaciones en donde más casos se han presentado como Turbaco, Arjona, Magangué, Santa Rosa de Lima, El Carmen de Bolívar, San Pablo sur, Cantagallo y Marialabaja. “Aquí trabajamos con  niños de 5 a 12 años. Tenemos actividades con dos personajes que son Jaimito y Anita, con quien ellos aprenden a valorar y cuidar su cuerpo y les enseña cuáles son las partes íntimas que nadie puede tocar”, indicó.
También explicó que no solamente es abuso cuando hay penetración, en caso de las niñas, o tocar los genitales para el caso de los niños. “Tomarles fotos desnudos, ponerlos a ver pornografía en revistas o películas, entre otras situaciones similares, también son situaciones catalogadas como abuso sexual”, puntualizó.
Con los padres de familia, profesores y funcionarios públicos también se realizan trabajos de cómo y cuando se está cometiendo abuso “y después de identificado el caso, debe seguir una ruta donde participan la Policía de Infancia y Adolescencia, comisarías de familia, secretarías de salud, con el fin de que denuncien los casos”.
La campaña es liderada por la primera dama de Bolívar, Ana Elvira Gómez de Gossain y esta llegará a todos los municipios para poner fin a este delito. 
A partir de enero del 2015 hasta el pasado agosto, el sistema Sivigila había registrado 316 menores de edad que habrían sido abusados sexualmente en Bolívar.

domingo, 27 de septiembre de 2015

Habitantes de localidad de Cartagena hicieron plantones contra la violencia sexual



En la alcaldía local de la Virgen y Turística, sede de Chiquinquirá, culminó la serie de plantones para la prevención del abuso y la explotación sexual comercial infantil en el distrito de Cartagena, que se hacen en el marco de la campaña 'Lo valioso es no tener precio'. Esta actividad contó con la participación de los grupos de ciudadanos que cotidianamente asisten a esta sede para tramitar diligencias o para hacer algún tipo de consultas en lo que tiene que ver con el SISBEN y el programa Familias en Acción.
En esta ocasión recibieron sensibilización sobre lo que tienen que saber en torno al abuso y la explotación sexual que se vive en la ciudad de Cartagena y la manera como deben estar pendientes a sus hijos. A través de obras de teatro, presentaciones culturales y otro tipo de expresiones artísticas como la danza y el baile, los habitantes y transeúntes de este sector conocieron cómo prevenir este tipo de problemáticas desde sus casas y la comunidad. También se utilizaron plegables y otro tipo de publicaciones, las cuales se entregaron en los stands que cada institución participante instaló en el lugar.

De otro lado, la Secretaria de Participación y Desarrollo Social del Distrito de Cartagena, Rocío Castillo, comentó que “con este tipo de actividades se ha estado trabajando fuertemente y de forma contundente en contra de las violencias sexuales en niñas, niños y adolescentes en el Distrito de Cartagena y lo que se busca es acabar definitivamente con esta situación”.
Asimismo, Shirley Navarro, Gerente de la Fundación Plan para la Región Caribe, aseguró que “es importante contrarrestar esta problemática a través de acciones precisas como las que se están trabajando desde el Distrito de Cartagena e invito a la ciudadanía a que se unan en esta apuesta que se pone en marcha en todas las localidades de la ciudad”.

Con este ya son tres los plantones que se han realizado en Cartagena en este periodo con muy buenos resultados, logrando que cerca de mil personas se sensibilicen de forma directa y muchos más de forma indirecta (a través de los medios de comunicación que publicaron la noticia) en relación con la necesidad de prevenir esta problemática conociendo la ruta y la forma de cuidar mejor a los hijos ante los peligros.

sábado, 15 de agosto de 2015

maltrato infantil no da tregua





Los niños en Colombia parecen condenados a padecer los perores vejámenes, unas veces por cuenta del conflicto armado y otras, inexplicablemente, por el maltrato y abuso de sus propios padres.

En las mentes de los colombianos aún permanece intacta la matanza de los cuatro hermanitos Vanegas Grimaldo, ocurrida en febrero de este año en Florencia, Caquetá.

La noticia indignó al país, las autoridades reaccionaron, los responsables fueron capturados y el repudio por la violencia contra los niños se mantuvo durante varias semanas.

Pero a juzgar por la cruda realidad, todo parece indicar que el maltrato infantil es un penoso problema que requiere mucho más que indignación nacional. Prueba de ello es que en menos de una semana se han presentado varios casos aislados donde las víctimas fatales siguen siendo los menores. 

Desde un bebé de tan solo tres meses de nacida que falleció por desnutrición, pasando por otro de dos años que murió por cuenta de una golpiza, hasta una niña de nueve años que al parecer era abusada por su padre. Todos esos hechos dramáticos e indignantes.

El primer caso ocurrió en Cali, cuando las autoridades alertaron la muerte de una bebé de apenas tres meses de nacida que murió por desnutrición luego de agonizar varios días en cuidados intensivos.

El informe médico oficial reportó que la bebé presentó cuadro de desnutrición crónico, hipoglucemia, anemia y pañalitis. Como si ese drama no fuera suficiente, a la tragedia se sumó que la madre de la bebé sólo apareció a reclamar el cadáver de su hija siete días después de haber fallecido.

La mujer fue identificada como Melissa Díaz, de 18 años de edad, y hasta el momento las explicaciones que ha dado sobre los hechos son confusas. Lo cierto es que ella podría enfrentar un proceso judicial que estima penas de hasta 40 años de prisión.

Este miércoles 12 de agosto se conoció la muerte, en Bucaramanga, de una niña de dos años de edad que permanecía en coma desde hace cinco días como consecuencia de una golpiza y presunto abuso sexual.

El caso, que ocurrió en el municipio de Piedecuesta, tiene conmocionados a los santandereanos y el principal sospechoso de ese crimen es el padrastro de la pequeña. De acuerdo con versiones de la Policía, “todo habría ocurrido en complicidad con la madre de la pequeña”.

Esa tesis toma fuerzan debido a que en una primera versión, tanto el padrastro como la mamá reportaron que el golpe contundente que la niña tenía en la cabeza fue producto de una caída de la cama. Ambos fueron capturados.

Y ese mismo miércoles, en Neiva, Huila, una turba intentó linchar a un hombre de 46 años porque al parecer lo sorprendieron en flagrancia abusando sexualmente de su propia hija de 9 años de edad.

La intervención de la Policía evitó que la indignación de la comunidad causara otra tragedia. El supuesto agresor fue capturado y llevado a prisión a la espera de ser enjuiciado.

La verdad es que para hacer una radiografía de la violencia contra los niños en Colombia no se necesita ser explícito; basta citar cifras oficiales al respecto y que manejan autoridades como la Policía de Infancia, el ICBF, Medicina Legal y la Defensoría.

Por ejemplo, de acuerdo con sus informes, en el 2014 un total de 1.115 niños fueron asesinados en Colombia; las víctimas tenían entre 12 y 15 años de edad. Sumado a ello, en esa misma fecha se presentaron 4.400 casos de maltrato contra niños de entre 0 y 11 años.

Como si fuera poco, de esos reportes se calcula que en promedio 850 casos son por maltrato severo y 200 por violación. Y la perla de todas esas cifras es que la tasa de mortalidad de niños en Colombia es superior a la de homicidios; mientras la primera es de 34 por cada cien mil habitantes, la segunda sólo llega a 27.

miércoles, 12 de agosto de 2015

Fundación Alas rechazó casos de abuso sexual



La organización ha dispuesto a toda la red de gestores y aliados internacionales que trabajan en el diseño y ejecución de proyectos de prevención de la explotación y abuso infantil.
La Fundación Alas liderada por la cantante colombiana Shakira, mediante un comunicado de prensa, rechazó los recientes casos de abuso sexual contra menores de edad en el país. En ese sentido manifestó que pondrán a disposición del ICBF la experiencia de sus aliados internacionales para prevenir la explotación y abuso infantil en Colombia.
El pronunciamiento está relacionado con los casos de Bogotá y en el municipio de Cota (Cundinamarca) donde menores han sido abusados, en el segundo caso por su padrastro, y al parecer con complicidad de la madre del infante.
Ante esto, Alas manifestó su interés por trabajar conjuntamente con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) para erradicar esta situación en el país.
Según Juan Antonio Pungiluppi, director ejecutivo de la Fundación Alas, la intención es aportar a las medidas que impulse el Gobierno Nacional pues “Es inadmisible que sigan ocurriendo estos hechos”.
El directivo agregó que la organización ha dispuesto a toda la red de gestores y aliados internacionales que trabajan en el diseño y ejecución de proyectos de prevención de la explotación y abuso infantil, para emprender un trabajo conjunto y que se generen medidas contundentes que ayuden a erradicar este flagelo.
Publicada por: COLPRENSA, BOGOTÁ

Este contenido ha sido publicado originalmente en Vanguardia.com en la siguiente dirección:  http://m.vanguardia.com/colombia/323061-fundacion-alas-rechazo-casos-de-abuso-sexual-y-ofrece-apoyo-al-icbf. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Vanguardia.com

jueves, 30 de julio de 2015

Los niños son el 73% de las víctimas de delitos sexuales en el país


Según informes revelados por la Policía de Infancia y Adolescencia, el delito más cometido contra los menores de edad en el país, luego de las lesiones personales, son los delitos contra la libertad, integridad y formación sexuales, en los que se enmarcan la trata de personas, la explotación sexual, los abusos sexuales y la pornografía infantil.
Esta situación, que ha dejado hasta el momento miles de víctimas de estos crímenes en lo corrido del año, se ha convertido en un tema de gran preocupación tanto para las autoridades como para los mismos padres, ya que la mayoría de estos casos suceden casi en frente de los adultos responsables de los niños sin que puedan percatarse. 
Por ello, en Colombia se ha creado un grupo élite para combatir uno de los delitos que causan más preocupación como es la pornografía infantil (por ir en ascenso), el cual, sin embargo, no es el único. 
El teniente coronel Henry Quintero, director de la Unidad de Infancia y Adolescencia de la Policía Nacional, habló con COLPRENSA, sobre estos peligros a los que están expuestos los niños y jóvenes colombianos que dejan a los niños entre los 12 y 14 años de edad como el blanco de la mayoría de estos ataques. 
Según el oficial, los “nativos digitales” que son los niños hasta los 16 años que han nacido rodeados de tecnología y en una era donde todo se puede realizar a través de Internet, son los más propensos a caer en las redes de pornografía o tráfico de personas, ya que “aunque parece que nacieran aprendidos porque saben utilizar todos los celulares y herramientas tecnológicas, no han dejado de ser niños y de ser inocentes, por eso son el blanco”. 
Los delitos 
Pornografía infantil 
La pornografía todavía se está estudiando porque son redes nuevas, diferentes a la del narcotráfico que se acostumbra a tener un cabecilla y diferentes redes, estos operan distinto. 
Existen casos de madres que tienen sexo con sus propios hijos o los ponen a ellos para luego vender ese material "¿a quién? ese es el interrogante", dice el coronel Quintero. 
Esta modalidad se ha convertido en una de las más comunes, y se ha establecido que quienes buscan un menor para someterlo o explotarlo sexualmente, se hacen pasar a través de las redes sociales más comunes como Facebook, Instagram o Snapchat como niños de edades similares para no causar temor entre las futuras víctimas. 
Ya entonces, cambian la información y bajo la modalidad de 'groomie', como se conoce a esta práctica de cambio de identidad para fines de delitos sexuales, se ganan la confianza de los menores hasta que consiguen datos personales relevantes con lo que más adelante los amenazan y los someten a la conocida 'sextorsión'. 
“Ellos envían solicitudes usando fotos de un par o a los que son más grandes les envían fotos de mujeres atractivas y de ese modo, aprovechando la adolescencia y el momento en que se encuentran, sacan fotos con contenido sexual de los niños para venderlas”, agrega el Coronel. 
Señala que para conseguir los contenidos sexuales que posteriormente son vendidos, existen diferentes modalidades, una de ellas es que tras ganar la confianza de los niños y abusando del morbo de esas edades, se convence a los niños de tomarse diferentes fotografías, empezando de manera inocente, pidiendo fotos de las mascotas, de los objetos que tienen, o a través de la violencia psicológica. 
“Lo lamentable es que los depravados logran instalarse de un modo tal en la psiquis de un niño que pueden sacarles cualquier tipo de imagen o propósito y ya, luego del 'sexting', como se conoce al traspaso de imágenes con alto contenido sexual, se inicia la 'sextorsión', que en muchos casos termina conduciendo a las víctimas al suicidio o a niveles extremos de agresión por el miedo que tienen de ser descubiertos”, añade el oficial. 
Existe, por ejemplo que para conseguir imágenes de niñas, hay 'groomies' que se hacen pasar por representantes de modelos y más y abusando de la inocencia de las adolescentes consiguen imágenes y hasta vídeos de las niñas que posteriormente son entregados a las redes y enfilan las páginas de pornografía infantil. 
Abuso sexual  
En las cifras que administra la Policía Nacional sobre las denuncias en temas de delitos que afectan la formación sexual de los niños, se halló que el 73 por ciento de las víctimas de abuso sexual en el país son los niños, cifra que alarma a las autoridades, ya que no es posible que estos casos sean tan constantes y repetitivos. 
Sin embargo, pese a que la cifra de 3.854 niños abusados de enero a julio es aun muy alta, tuvo una importante reducción a la que se presentó durante el mismo tiempo en 2014, cuando 5.119 menores fueron víctimas de este flagelo. 
Añadió el coronel Quintero que lo que más preocupa es que la gran mayoría de casos denunciados obedecen a situaciones en las que un familiar o un allegado cometió el crimen, aunque señala que personas como 'el Monstruo de la Sierrita' o el mismo 'Garavito', suelen ser más comunes de lo esperado por lo que es indispensable mantener un alto control “sin satanizar la situación” sobre los lugares que frecuentan los niños y las personas que los rodean para evitar que esta cifra siga creciendo. 
Así mismo, indicó que es el Valle del Cauca el departamento donde se presentan más de estos casos con un total de 282 niños abusados durante este año, seguido de la Capital colombiana con 279 y luego, solamente Cali donde se registraron 259 víctimas. 
Pos otro lado en Medellín no se registra una alta cifra, aunque la policía de Antioquia reportó en 2015 167 casos de este tipo de delito. 
Trata de personas  
Este delito, que según el informe anual entregado este lunes por el Departamento de Estado de Estados Unidos se ha incrementado en el país a causa de la falta de controles y medidas adecuadas para combatirlo, es para el departamento de Policía e Infancia otra gran preocupación. 
Casos en los que niños han desaparecido sin dejar rastro y que a pesar del tiempo no ha sido posible hallarlos o hallar aunque fuera sus cuerpos sin vida, son ahora una tendencia que se ha elevado. 
Al respecto, el coronel Quintero asegura que es además algo muy difícil de controlar porque “nadie nunca sabe quién o quiénes están detrás de un niño” y que por ello es indispensable brindar protección en todo momento a los menores, ya que “como cuando un animal va a cazar una presa, ve la oportunidad, se lanza con toda y no desaprovecha, lo mismo pasa con los niños", dijo. 
Indica que desafortunadamente, hasta el momento y en vista de que el aumento de este flagelo es reciente, no se tiene un basto conocimiento de las razones por las cuales los niños son raptados, aunque asegura que lo más común es que sean utilizados para explotación sexual o en tráfico de personas, “usados como si fueran mercancías”. 
Así mismo, asegura que ha habido muchos casos en donde aprovechando que los niños están en sitios de frontera o cerca a puertos marítimos, terrestres o aéreos que les permite salir de manera rápida del control de las autoridades migratorias, a través de falsificación de documentos o hasta escondidos, los llevan a países de continente asiático. 
Sin embargo, frente a estos casos de trata de personas, especialmente en niños, se ha generado una alianza con la Interpol para buscar a los niños en 190 países, ya que es muy común la compra de menores con diferentes fines, no solo sexuales, aunque hay que resaltar que este sí es el común. 
¿Qué hacer? 
Asegura el director de la Unidad de Infancia y Adolescencia de la Policía Nacional, coronel Henry Quintero, que lo esencial para evitar estas situaciones es el diálogo entre padres e hijos. 
“El diálogo constante de ¿cómo te fue en el colegio? ¿qué has hecho? ¿qué hacen tus amigos?, etc, es esencial y no podemos seguir dejando que se pierda, esa interacción de papá, mamá e hijos no se puede perder es necesaria", explicó. 
Agrega que si un niño no comenta que está mal, no puede darse por hecho que esté bien, por lo que recomienda que no por ello se puede dejar a un lado el diálogo y “compartir el mundo que ellos viven, ver lo que ven, escuchar lo que escuchan y meterse en ese mundo que es tan distinto al nuestro”. 
Por ello afirma que además del diálogo se deben seguir otros parámetros como: 

- Recomendar a los menores que no acepten solicitudes de personas desconocidas.
- Descargar la aplicación 'TeProtejo' que es gratis y envía notificaciones cuando el niño use ciertas palabras o frases claves en una conversación que sostenga a través de Internet. Esta aplicación se descarga a través de la página de la Policía Nacional.
- No dejar solos a los niños, acompañarlos, supervisarlo y protegerlos.
- No dar cabida al “yo lo dejo ir a la tienda porque es cerquita o porque lo conocen”.
- Creer que esos casos aberrantes que se ven en televisión en efecto podrían sucederle a mi hijo, sobrino, primo o hermano. 

- See more at: http://m.elnuevodia.com.co/nuevodia/mundo/colombia/265484-los-ninos-son-el-73-de-las-victimas-de-delitos-sexuales-en-el-pais#sthash.IW88KFtI.dpuf

viernes, 17 de julio de 2015

Novedoso juego contra abuso en Coveñas, Sucre

Un novedoso proyecto para detectar casos de abuso sexual en la niñez, mediante un juego en computador entre los estudiantes, comenzó a implementarse como proyecto piloto en el municipio de Coveñas.
El software, ya socializado entre docentes, padres de familia y estudiantes del plantel educativo Pio XXII, fue creado por la Corporación Educativa CECAR y es apoyado por la Gobernación de Sucre.
“Consiste en un juego interactivo que busca ayudar al diagnóstico sobre la vulnerabilidad de los niños en el abuso sexual infantil y a prevenirlo en la medida que ellos juegan frente al sistema digital”, explicó a EL TIEMPO la docente Leslie Bravo García, magister en psicología clínica de la Corporación Educativa del Caribe (CECAR).
Bravo García agregó que la iniciativa surge luego de unos estudios a nivel de investigaciones como es la caracterización del abuso sexual en Sucre; y a raíz de toda esa precisión se pudo comprobar que era necesario realizar alguna campaña que ayudara a mitigar esta problemática y es así como nace el juego que se ha denominado NOASB, (No Al Abuso Sexual Infantil).
“En el último Consejo de Política Social departamental, los pequeños fueron protagonistas para la conformación del nombre del proyecto que está dirigido a niños de 6 a 14 años de edad. Para combatir la problemática, el gobernador Julio Cesar Guerra decidió brindar todo su apoyo al desarrollo de este software especialmente en la prueba piloto realizada en el municipio de Coveñas, partiendo de que esta es una propuesta interesante e innovadora que le llama mucho la atención a los niños”, dijo Verena Revollo, profesional universitario de la oficina de Asuntos Sociales de la gobernación de Sucre.
La prueba piloto que inicia el próximo 23 de julio se efectuará en principio con 200 niños coveñeros. De estos, se busca trabajar con 100, tomando como punto de referencia que el software tiene memoria y se puede visibilizar cuáles son los chicos más vulnerables.
El proyecto también se ha presentado a nivel internacional en países como México y Estados Unidos (Los Ángeles), donde tuvo una gran acogida por parte de expertos y psicólogos que mostraron mucho interés en el tema.
LUZ VICTORIA MARTÍNEZ
Especial para EL TIEMPO
Sincelejo

lunes, 22 de junio de 2015

Autoridades invitan a denunciar casos de abuso y explotación sexual infantil.





Autoridades invitan a denunciar casos de abuso y explotación sexual infantil / El Universal / Cartageneros, turistas, comerciantes y vendedores ambulantes, que se encontraban en la mañana del pasado viernes en las playas de Bocagrande, fueron sensibilizados sobre la importancia de denunciar casos de abuso y explotación sexual de niños, niñas y adolescentes, en el contexto de viajes y turismo.

Esta jornada fue promovida por la Secretaría de Participación y Desarrollo Social del Distrito, Policía de Turismo, Dadis, Icbf, Corpoturismo, Fundación Renacer y otras entidades que integran el Comité Interinstitucional Consultivo para la prevención  y atención de la violencia sexual en niños, niñas y adolescentes.

El propósito de la actividad es que"los ciudadanos aprendan que no deben vincularse al comercio sexual infantil, porque es un delito que atenta contra los derechos de los niños, y que las personas que ingresan a la ciudad sean conscientes de que está prohibido?, sostuvo el capitán Edwin Arguello Neiza, jefe seccional de Protección y Servicios Especiales de la Policía Metropolitana de Cartagena.

Recalcó que campañas como esta se toman diversas playas de la ciudad durante todo el año, pero"en temporadas de vacaciones las intensificamos por alto el flujo de visitantes del interior del país y de todas las ciudades del mundo"

Para denunciar casos de abuso y explotación sexual infantil puede comunicarse al celular 300−2227775. Si el abuso es en el contexto de viajes y turismo, denuncie en el 300−6776481 y 6663500.

ESPACIO DE INTERACCIÓN La distribución de plegables y folletos con mensajes alusivos a las campañas"Turismo sano y sin drogas?,"Lo valioso es no tener precio? y"La muralla soy yo?, hicieron parte de la jornada.

Así mismo, una parodia de los personajes del Chavo del Ocho, dispuesta por la Fundación Prociencia, y juegos de la ludoteca distrital, propiciaron la interacción con quienes disfrutaban o comercializaban en las playas, para recalcarles la importancia de proteger a la población infantil y adolescente.

lunes, 1 de junio de 2015

A diario hay dos menores de edad víctimas de abusos en Cali.

Desde que tenía 5 años, Claudia siempre había temido quedarse sola con el compañero sentimental de su abuela cada vez que la madre de ella se iba a trabajar. El hombre, con quien no comparte ningún lazo de consanguinidad y hoy de 63 años, realizó actos obscenos frente a la entonces niña, desde 1998 hasta el 2008.
En ese año Claudia ya era una adolescente de 15 años cuando ocurrió la peor desgracia para la menor al quedar de nuevo en compañía de este hombre, nacido en Trujillo: no pudo escapar de ser víctima de violación.
Su historia es parte de la investigación que manejó la Fiscalía y que llevó a la captura de este agresor con otros 32 detenidos por delitos sexuales y violencia intrafamiliar, el mes pasado.
Claudia tiene ya 22 años y su familia trata de dejar atrás el drama por abusos sexuales y acceso carnal violento, similar al que cada día enfrentan dos menores en Cali.
Entre esas 33 capturas en la capital vallecaucana figuran las de dos hombres, de 44 y 49 años, quienes fueron procesados por realizar maniobras sexuales a los sobrinos de sus esposas.
Otro detenido, de 41 años, también practicaba maniobras obscenas a una menor, aprovechando la confianza que este agresor tenía con los padres de la pequeña, quien fue luego fue violada.
En este y en el caso del detenido de Trujillo, los capturados fueron señalados de los delitos de acceso carnal abusivo en menor de 14 años agravado en concurso heterogéneo con actos sexuales con menor de 14 años agravado.
Otro de los reportes aberrantes que indicó la Fiscalía fue el que perpetró un electricista de 54 años, el año pasado. En ese entonces, según la Fiscalía, el indiciado condujo a su víctima en un taxi con la excusa de ir a buscar al padrastro de la menor, hasta que la llevó a un establecimiento y la violó.
De acuerdo con los datos del Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública (Sivigila), en el 2014, Cali registró 4.340 casos de violencia entre sexual, familiar o contra la mujer, de los cuales, 693 fueron niños y adolescentes de menos de 14 años abusados sexuales.
Esta cifra de 693 la arrojó el Comité Municipal Interinstitucional Consultivo para la Prevención de la Violencia Sexual y Atención Integral de Niños, Niñas y Adolescentes, del cual hacen parte entidades como la Alcaldía de Cali, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf), la Personería, la Policía Metropolitana, la Fiscalía, la Procuraduría, Medicina Legal, entre otras instituciones públicas y privadas.
En ese 2014, la Fiscalía dictó 139 órdenes de captura en esta capital.
Este panorama en Cali, que se conoce cuando la Fiscalía General de la Nación está defendiendo el polémico proyecto de ley que ofrecería rebaja de penas a acusados de abusar sexualmente de menores si colaboran con la justicia, es alarmante si se compara con el porcentaje de 2012. En ese año estaba en un 10 por ciento y el del 2013 fue de 12 por ciento en la ciudad.
Sin embargo, el Comité es claro en asegurar que ese aumento se debe, en gran medida, al trabajo de las instituciones, sobre todo de salud, que apenas conocen de un caso de este tipo, prenden la alarma en la ruta interinstitucional.
Según el secretario de Salud Pública local, Hárold Suárez, “la Alcaldía ha trabajado en capacitar al personal de las ESE de la ciudad y que las instituciones privadas tomen conciencia sobre el tema y la correcta atención que deben recibir las víctimas de este delito y la ayuda que deben tener para la denuncia”.
Pero al Comité Municipal le preocupa que el 57 por ciento de la violencia sexual en Cali ocurre en menores de 14 años. En 2014, hubo 565 casos de niñas y 128 niños con una relación de 4 a 1, con el agravante de que el 4 por ciento de las niñas atendidas con edades entre 10 y 13 años quedaron en embarazo.
Las estadísticas analizadas en el Comité Municipal Interinstitucional reflejan que el 48 por ciento de las víctimas pertenecen al régimen subsidiado en salud, mientras que el 39 por ciento, al contributivo. El 94 por ciento de los agresores fueron hombres; el 3 por ciento, mujeres, y el 3 por ciento restante, no se sabe.
La edad promedio del agresor en Cali está en 29 años y su relación con la víctima era de novio, 12 por ciento; primo, 9 por ciento; padrastro, 7 por ciento; padre, 6 por ciento, o tío, el 5. El 77 por ciento de los abusos sexuales en menores de 14 años sucedió en la residencia del menor.
Centro, oriente y ladera
Para el Comité, un dato significativo que refleja la conciencia entre la población caleña es que el 82 por ciento de las víctimas contó con atención psicológica. En años anteriores dicha atención solo llegaba al 50 por ciento.
Según los reportes por zonas, la mayor tasa de casos por abuso sexual en menores de 14 años se presenta en las comunas 3, 6 11, 13, 14, 15, 21, 15 y 18 de Cali.
Por ello, para fortalecer la prevención, la promoción, la atención y la denuncia de los hechos de violencia sexual en el municipio, el Comité Interinstitucional Consultivo para la Prevención de la Violencia Sexual ha definido un plan de trabajo articulado.
“Se espera fortalecer la ruta de atención a las víctimas, trabajar el tema de prevención en las instituciones educativas, ofrecer espacios de reflexión a diversos públicos y capacitar al personal de la red de salud pública”, dijo Suárez.
Anotó que “este año el Comité se ha puesto la meta de hacer seguimiento a los casos de abuso sexual del año 2015, buscando el restablecimiento de los derechos vulnerados de los niños, niñas y adolescentes, toda vez que este comité aglutina a los responsables de la ruta de atención”.
Rechazo a proyecto de ley
La Alianza por la Niñez Colombiana rechazó "de manera contundente el proyecto de la Fiscalía que busca beneficios para abusadores de menores de edad... Una iniciativa con este alcance va en contravía de lo dispuesto en el Código de Infancia y Adolescencia. La Alianza por la Niñez les recuerda a las autoridades y, en especial, a la Fiscalía, que hay una la ley que prohíbe cualquier beneficio o privilegio para las personas que atentan en contra de los niños”.
CALI

domingo, 17 de mayo de 2015

Casa del Niño está atenta a casos de menores víctimas de abuso sexual.



Atención al entorno familiar del menor vulnerado, intervención en crisis y, lo más importante, conocimiento sobre cómo cuidar y proteger a los niños del abuso sexual dentro de su entorno, son las áreas en las que actúa el Programa de Atención Integral a Niños, Niñas y Adolescentes Víctimas de Violencia Sexual, del Hospital Infantil Napoleón Franco Pareja - Casa del Niño.
El programa funciona en Cartagena desde 2013 con el propósito de generar estrategias conjuntas con otras instituciones, para el restablecimiento de los derechos de menores víctimas de abuso sexual.
“Es importante resaltar que nuestro Programa de Atención Integral a Niños, Niñas y Adolescentes Víctimas de Violencia Sexual aborda todo lo que es entorno familiar del niño o niña que es víctima de abuso sexual, así mismo se le brinda la intervención en crisis al niño y a los padres para que ellos aprendan a enfrentar esta situación sin violencia ni retaliaciones. También hacemos mucho énfasis en generar en los padres nuevos conocimientos sobre cómo cuidar y proteger a los niños dentro de su medio familiar y social, para evitar situaciones como estas”, indicó Liliana Pinedo, psicóloga especialista en psicología clínica, quien lidera el Programa de Atención Integral.
ATENCIÓN OPORTUNA
Precisamente esta semana se conoció en la ciudad el caso de un niño, de 3 años, que fue abusado sexualmente por un vecino suyo, un adolescente de 12. El menor afectado fue atendido a través del programa que ofrece la Casa del Niño.

“Hoy les puedo contar que ese niño vuelve la próxima semana a su medio familiar, con sus papás, previo a una verificación de los derechos que hace Bienestar Familiar. Gracias a Dios está bien, recibió el protocolo integral, valoraciones por psicología, trabajo social, la parte médica, pediátrica y medicina legal. Así es como reiteramos nuestro compromiso social por el bienestar integral de los niños y adolescentes”, expresó Liliana Pinedo.
CIFRAS PREOCUPANTES
De acuerdo a un informe de la Fiscalía General de la Nación, cada día en Colombia 122 niños son víctima de abuso sexual. En el primer trimestre de 2015, 11 mil denuncias recibió el ente investigador, por ese delito.

lunes, 27 de abril de 2015

Retrato de familia


Cuantificar los abusos sexuales es un imposible aritmético, ya por el miedo a denunciar, o ya por el prejuicio de la víctima.
Sin embargo cada vez son más los casos conocidos gracias a las intensas campañas que protegen y ayudan a niños y mujeres, que constituyen el mayor objetivo de los abusadores.
En estos cuadros estadísticos hay un lado sellado. Del que no se habla en los grandes análisis. Es un cuadro que surge de la presunción de que el abusador siempre es masculino. Se trata de niños abusados por mujeres adultas. Y es el indignante hecho de nanas o parientes mayores que aprovechan su circunstancia y la confianza otorgada para desfogar sus urgencias pélvicas con indefensas criaturas que no saben lo que está pasando cuando la lujuria hace perder los estribos a las agresoras. Esta afirmación está basada en anotaciones de reconocidos pediatras y psicólogos a quienes les ha tocado conocer de un delito que no se repara ni con la pena del victimario, ni con ninguna indemnización.
Aunque la experticia científica para tratar los abusos ha aumentado en Colombia, es inevitable que el hecho ocurra. Ha sido esta, a través de la historia, una actuación de bajos instintos inherente al ser humano.
Nada más ayer se divulgó la captura de una banda acusada de cometer delitos sexuales en Barranquilla y Soledad, en donde 10 menores de edad, adolescentes y preadolescentes, entre 13 y 17 años, fueron víctimas de inducción a la pornografía.
Y como siempre, en estos cuadros de abuso sexual se consolida lo que los expertos denominan “el retrato de familia”. Porque al menos un 60% de los victimarios está sonriente en la foto grupal que incluye abuelos, padres, tíos, primos mayores y, por supuesto, niños.
Es la cercanía y la confianza un elemento vital para que suceda lo que sucede. Por eso psicólogos y educadores piden a padres velar de cerca el cuidado de sus hijos. El denominado retrato de familia se extiende a muchos otros sectores. Llega hasta el aula de clase y hasta el vecino generoso. No se trata de explotar en paranoia contra todos, pero sí de abrir bien los ojos.
Los datos estadísticos de las autoridades ponen los pelos de punta. A la fecha, la Fiscalía conoce 11.729 casos referenciados por lo que se denomina “notitia criminis” y por lo cual se presume que 12.921 menores de edad han sido abusados en el país. La cosa empeora: dos terceras partes de esa cifra establece que las víctimas son menores de 14 años.
Frente a un país violento estas cifras podrían ser muy débiles, pero 475 casos por acceso carnal abusivo y 405 casos por actos sexuales abusivos en 2013 y 2014 son números que impactan, más cuando se calcula con bastante acierto que ese dato refleja solo el 60 o 70 % de la realidad.
Un interesante y juicioso estudio del psicólogo Leonardo Romero, titulado “Prevención del abuso sexual infantil, desde la perspectiva de la promoción de los derechos”, señala que esos números son un subregistro de los casos. No hay duda. En parte porque de lo que menos se sospecha es del retrato de familia.

mendietahumberto@gmail.com

- See more at: http://m.elheraldo.co/columnas-de-opinion/retrato-de-familia-192607#sthash.DdwG9W6o.dpuf

Google+ Badge