lunes, 22 de junio de 2015

Autoridades invitan a denunciar casos de abuso y explotación sexual infantil.





Autoridades invitan a denunciar casos de abuso y explotación sexual infantil / El Universal / Cartageneros, turistas, comerciantes y vendedores ambulantes, que se encontraban en la mañana del pasado viernes en las playas de Bocagrande, fueron sensibilizados sobre la importancia de denunciar casos de abuso y explotación sexual de niños, niñas y adolescentes, en el contexto de viajes y turismo.

Esta jornada fue promovida por la Secretaría de Participación y Desarrollo Social del Distrito, Policía de Turismo, Dadis, Icbf, Corpoturismo, Fundación Renacer y otras entidades que integran el Comité Interinstitucional Consultivo para la prevención  y atención de la violencia sexual en niños, niñas y adolescentes.

El propósito de la actividad es que"los ciudadanos aprendan que no deben vincularse al comercio sexual infantil, porque es un delito que atenta contra los derechos de los niños, y que las personas que ingresan a la ciudad sean conscientes de que está prohibido?, sostuvo el capitán Edwin Arguello Neiza, jefe seccional de Protección y Servicios Especiales de la Policía Metropolitana de Cartagena.

Recalcó que campañas como esta se toman diversas playas de la ciudad durante todo el año, pero"en temporadas de vacaciones las intensificamos por alto el flujo de visitantes del interior del país y de todas las ciudades del mundo"

Para denunciar casos de abuso y explotación sexual infantil puede comunicarse al celular 300−2227775. Si el abuso es en el contexto de viajes y turismo, denuncie en el 300−6776481 y 6663500.

ESPACIO DE INTERACCIÓN La distribución de plegables y folletos con mensajes alusivos a las campañas"Turismo sano y sin drogas?,"Lo valioso es no tener precio? y"La muralla soy yo?, hicieron parte de la jornada.

Así mismo, una parodia de los personajes del Chavo del Ocho, dispuesta por la Fundación Prociencia, y juegos de la ludoteca distrital, propiciaron la interacción con quienes disfrutaban o comercializaban en las playas, para recalcarles la importancia de proteger a la población infantil y adolescente.

lunes, 1 de junio de 2015

A diario hay dos menores de edad víctimas de abusos en Cali.

Desde que tenía 5 años, Claudia siempre había temido quedarse sola con el compañero sentimental de su abuela cada vez que la madre de ella se iba a trabajar. El hombre, con quien no comparte ningún lazo de consanguinidad y hoy de 63 años, realizó actos obscenos frente a la entonces niña, desde 1998 hasta el 2008.
En ese año Claudia ya era una adolescente de 15 años cuando ocurrió la peor desgracia para la menor al quedar de nuevo en compañía de este hombre, nacido en Trujillo: no pudo escapar de ser víctima de violación.
Su historia es parte de la investigación que manejó la Fiscalía y que llevó a la captura de este agresor con otros 32 detenidos por delitos sexuales y violencia intrafamiliar, el mes pasado.
Claudia tiene ya 22 años y su familia trata de dejar atrás el drama por abusos sexuales y acceso carnal violento, similar al que cada día enfrentan dos menores en Cali.
Entre esas 33 capturas en la capital vallecaucana figuran las de dos hombres, de 44 y 49 años, quienes fueron procesados por realizar maniobras sexuales a los sobrinos de sus esposas.
Otro detenido, de 41 años, también practicaba maniobras obscenas a una menor, aprovechando la confianza que este agresor tenía con los padres de la pequeña, quien fue luego fue violada.
En este y en el caso del detenido de Trujillo, los capturados fueron señalados de los delitos de acceso carnal abusivo en menor de 14 años agravado en concurso heterogéneo con actos sexuales con menor de 14 años agravado.
Otro de los reportes aberrantes que indicó la Fiscalía fue el que perpetró un electricista de 54 años, el año pasado. En ese entonces, según la Fiscalía, el indiciado condujo a su víctima en un taxi con la excusa de ir a buscar al padrastro de la menor, hasta que la llevó a un establecimiento y la violó.
De acuerdo con los datos del Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública (Sivigila), en el 2014, Cali registró 4.340 casos de violencia entre sexual, familiar o contra la mujer, de los cuales, 693 fueron niños y adolescentes de menos de 14 años abusados sexuales.
Esta cifra de 693 la arrojó el Comité Municipal Interinstitucional Consultivo para la Prevención de la Violencia Sexual y Atención Integral de Niños, Niñas y Adolescentes, del cual hacen parte entidades como la Alcaldía de Cali, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf), la Personería, la Policía Metropolitana, la Fiscalía, la Procuraduría, Medicina Legal, entre otras instituciones públicas y privadas.
En ese 2014, la Fiscalía dictó 139 órdenes de captura en esta capital.
Este panorama en Cali, que se conoce cuando la Fiscalía General de la Nación está defendiendo el polémico proyecto de ley que ofrecería rebaja de penas a acusados de abusar sexualmente de menores si colaboran con la justicia, es alarmante si se compara con el porcentaje de 2012. En ese año estaba en un 10 por ciento y el del 2013 fue de 12 por ciento en la ciudad.
Sin embargo, el Comité es claro en asegurar que ese aumento se debe, en gran medida, al trabajo de las instituciones, sobre todo de salud, que apenas conocen de un caso de este tipo, prenden la alarma en la ruta interinstitucional.
Según el secretario de Salud Pública local, Hárold Suárez, “la Alcaldía ha trabajado en capacitar al personal de las ESE de la ciudad y que las instituciones privadas tomen conciencia sobre el tema y la correcta atención que deben recibir las víctimas de este delito y la ayuda que deben tener para la denuncia”.
Pero al Comité Municipal le preocupa que el 57 por ciento de la violencia sexual en Cali ocurre en menores de 14 años. En 2014, hubo 565 casos de niñas y 128 niños con una relación de 4 a 1, con el agravante de que el 4 por ciento de las niñas atendidas con edades entre 10 y 13 años quedaron en embarazo.
Las estadísticas analizadas en el Comité Municipal Interinstitucional reflejan que el 48 por ciento de las víctimas pertenecen al régimen subsidiado en salud, mientras que el 39 por ciento, al contributivo. El 94 por ciento de los agresores fueron hombres; el 3 por ciento, mujeres, y el 3 por ciento restante, no se sabe.
La edad promedio del agresor en Cali está en 29 años y su relación con la víctima era de novio, 12 por ciento; primo, 9 por ciento; padrastro, 7 por ciento; padre, 6 por ciento, o tío, el 5. El 77 por ciento de los abusos sexuales en menores de 14 años sucedió en la residencia del menor.
Centro, oriente y ladera
Para el Comité, un dato significativo que refleja la conciencia entre la población caleña es que el 82 por ciento de las víctimas contó con atención psicológica. En años anteriores dicha atención solo llegaba al 50 por ciento.
Según los reportes por zonas, la mayor tasa de casos por abuso sexual en menores de 14 años se presenta en las comunas 3, 6 11, 13, 14, 15, 21, 15 y 18 de Cali.
Por ello, para fortalecer la prevención, la promoción, la atención y la denuncia de los hechos de violencia sexual en el municipio, el Comité Interinstitucional Consultivo para la Prevención de la Violencia Sexual ha definido un plan de trabajo articulado.
“Se espera fortalecer la ruta de atención a las víctimas, trabajar el tema de prevención en las instituciones educativas, ofrecer espacios de reflexión a diversos públicos y capacitar al personal de la red de salud pública”, dijo Suárez.
Anotó que “este año el Comité se ha puesto la meta de hacer seguimiento a los casos de abuso sexual del año 2015, buscando el restablecimiento de los derechos vulnerados de los niños, niñas y adolescentes, toda vez que este comité aglutina a los responsables de la ruta de atención”.
Rechazo a proyecto de ley
La Alianza por la Niñez Colombiana rechazó "de manera contundente el proyecto de la Fiscalía que busca beneficios para abusadores de menores de edad... Una iniciativa con este alcance va en contravía de lo dispuesto en el Código de Infancia y Adolescencia. La Alianza por la Niñez les recuerda a las autoridades y, en especial, a la Fiscalía, que hay una la ley que prohíbe cualquier beneficio o privilegio para las personas que atentan en contra de los niños”.
CALI

Google+ Badge